PAUPARD, Paul. Bautismo En su: Diccionarios de las Religiones. Barcelona. Herder, 1987. pp 177-178

La palabra “Bautismo” se deriva del verbo griego baptein/ baptizein, que significa sumergir, lavar, es por esto que el bautismo es considerado una inmersión en el agua, este tiene su equivalente en una especie de ritual en muchas religiones y específicamente en el judaísmo. Las  formas de uso del Bautismo van variando dependiendo del caso de impureza, para poder pasar de lo profano a lo sagrado; otro caso era el de la purificación del espíritu que era utilizado por los profetas de Israel.

Juan Bautista adopto el rito, dándole un dignificado más preciso:” en el desierto de Jordán, proclamaba un bautismo de conversión para el perdón de los pecados, ilustrándolo en el inicio de los nuevos tiempos de salvación.

Jesús fue bautizado por Juan antes de bautizar o hacer bautizar, de esta forma la ceremonia bautismal se reviste de un nuevo sentido, “bautismo en el espíritu”, el cristiano participa de la muerte y resurrección. La ceremonia bautismal apela a la conversión y a la confesión de fe en Jesucristo, bautizados en nombre de Jesús y después bajo la formula trinitaria impuesta por Cristo.

Miriam Cabello